Sin categoría

Cómo hacen los autos con oblea de GNC vencida y qué deben hacer los talleres

Taxistas aducen que se vieron “a merced de la voluntad del playero”. Resolución de Enargas obliga a talleres a abrir para cumplir el trámite, con recaudos.

La respuesta que recibió la Federación de Empresarios de Combustible (Fecac) de parte del Enargas, para poder realizar cargas a vehículos que cuenten con la oblea vencida en los últimos quince días, “no fue la esperada”. Así lo hicieron saber sus autoridades, en conjunto con talleres que realizan las tareas.

Es que el aislamiento obligatorio decretado obligó a las casas que realizan las revisiones y renovaciones a cerrar, y los autos no pudieron cumplir con el trámite. Los playeros de estaciones de servicio, en tal sentido, se ven imposibilitados de realizar la carga de GNC.

Este jueves, una resolución del Ente Nacional Regulador del Gas apunta que, con personal seleccionado, las casas deben abrir para cubrir estos casos.

“Deberán adoptar todos los recaudos que correspondan para la protección de la salud de los recursos humanos que resulten necesarios para las tareas a desarrollar, así como de quienes concurran a sus instalaciones, conforme la normativa de aplicación en el marco de la emergencia pública sanitaria y según la oportuna reglamentación que emita este Organismo en orden a ello”, reza la normativa.

Gabriel Bornoroni sentenció que se enfrentan a posibles “cierres de estaciones”, y así fueron notificados por la firma Ecogas, que cumple la función en Córdoba.

“A quien se le venció la oblea, tiene que ir al taller a realizar una oblea nueva. No se habilitó una extensión de plazo. Una resolución del Enargas no era lo que esperaban los talleres, porque les resulta un problema abrir para tan pocos casos, como son los vencimientos de obleas en marzo. Seguro algunos talleres abrirán, pero sólo es para los vehículos que están excluidos del aislamiento”, confió a Canal 10.

El reclamo puntual en Córdoba es de los principales consumidores del suministro, los taxis y remises, quienes al no poder contar con el combustible, ven imposibilitadas sus chances de moverse por la ciudad para el traslado de pasajeros. Son tiempos, a su vez, de una marcada merma, debido a la cuarentena.

Los permisionarios venían advirtiendo que muchos están “a merced de la voluntad del playero”, que puede entender la situación, aunque con posibles sanciones.

Ahora, aguardan la apertura de talleres.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar