TurismoVilla Carlos Paz

Villa Carlos Paz ¿un destino turístico religioso?

Tenemos ubicado a Carlos Paz en una posición de privilegio para cubrir una demanda de origen religioso que ya se percibe en el mundo en cuanto al COVID 19, cuando comienza a declinar y nos muestra una inesperada y multitudinaria búsqueda de lo sagrado por  parte de los habitantes de los países afectados.

Porque, mucho antes de la apertura de actividades identificadas, quizás, como esenciales para la supervivencia humana, se le ha permitido, a las numerosas doctrinas religiosas en vigencia en nuestro mundo, realizar las aperturas de los templos por imperio de la necesidad del recogimiento y la oración.

El privilegio

Esta ciudad serrana, líder en las estadísticas de turistas, en el ámbito de la provincia de Córdoba, y altamente reconocida en el campo de los productos turísticos a nivel ocio y recreación, tendría en su haber y dentro del campo de la fe, una alternativa productiva sin precedentes ante la futura santificación de la Madre María del Tránsito Cabanillas, en la hoy ya consagrada beata.

En ese, Villa Carlos Paz podría ser el asentamiento principal de la devoción para la beata, convirtiéndose en la primera mujer santa de Argentina y por ende cordobesa.

Esto traería un alto impacto de peregrinos y peregrinaciones requiriendo una estructura especial para todos los servicios con el propósito de la atención de este nuevo y muy numeroso segmento encuadrado en lo religioso.

En síntesis, la beata María del Tránsito Cabanillas es nacida en Carlos Paz, pero para alcanzar el grado de reconocimiento debe crearse un equipo multidisciplinario para establecer una política para que comencemos a conocer y generar actos devocionales a su figura, por lo tanto se requiere un esfuerzo máximo de todos.

Ante un producto de origen religioso, debemos ser responsables en saber diferenciar entre un peregrino y un turista, porque si nos equivocamos en su tratamiento, estamos echando todo a perder, por lo tanto, y para ello, es imprescindible recurrir y estudiar los siguientes conceptos:

Peregrino: es un viajero recorriendo un espacio para llegar a un lugar preestablecido de antemano en busca de lo sagrado.

Turista: en este segmento tenemos un visitante que se dirige a una región, diferente al de su residencia habitual con fines de descanso y distracción, en yuxtaposición al de una persona que lo hace por trabajo.

Konosuke Matsushita, dueño de uno de los imperios económicos más gigantescos del mundo con origen en Japón, con marcas tan reconocidas como Panasonic y Technics entre otras, declaro lo siguiente:

“La tragedia del hombre moderno estriba en el creciente desequilibrio entre el crecimiento espiritual, y el desarrollo material, y es por eso que, ante una exuberante tradición religiosa se impone fomentar el amor, la gratitud y otras virtudes que tenemos los seres humanos”.

Apuntamos, a modo de corolario, dar a conocer las asombrosas tasas de crecimiento del turismo religioso, y según lo declarado por la Organización Mundial del Turismo, son incomparables con cualquier otro tipo de turismo existente en la actualidad.

Por ese motivo reivindicamos nuestra postura y recomendación de abrir esta posibilidad basadas en el turismo de la fe, preparando desde ya un adecuado escenario para acreditar un tipo de receptivo esencial para la atención de este fenómeno de envergadura.

Estadísticas sorprendentes

Tan solo en el continente americano, viven un total de 983.197.750 de habitantes, y de esa cifra se desprende que aseguran ser católicos un total de 615.505.246 personas, representando un poco más del 60% de la población de América.

En América del Sur, la población total asciende a 388.222.999 mientras que son católicos 287.221.000 por lo que estamos frente a un porcentaje mayor al 70% de seguidores de catolicismo. (Fuente, Reporte Internacional de Libertades Religiosas).

Y según el Latino Barómetro, en Argentina, eran seguidores del catolicismo un 60% de la población, el 21% es atea, 10% es evangelista, y un 3% nuclea a quienes participan en otras creencias.

En cuanto a los santuarios más visitados en Argentina, son de origen mariano, o sea veneran a la Santa Virgen María y me refiero a sus santuarios ubicados en San Nicolás y el del santuario del Señor y la Virgen del Milagro en Salta.

Según se declara, el promedio anual de manifestaciones de fe en cuanto a peregrinos, sumando a ambos, podemos estar alcanzando los 10. Millones de personas peregrinando.

Tengamos en cuenta este dato, tan solo en las fechas de celebraciones a estos fenómenos marianos, en un solo día, se pueden alcanzar cifras oscilantes entre las 200.000 y 500.000 personas, porque depende de los acontecimientos sociales y personales.

Estos rituales en la tradición popular y su increíble capacidad de convocatoria nos demuestran, aún más, la tremenda conveniencia y ocasión para la puesta en valor de la figura de la Madre Tránsito Cabanillas en Villa Carlos Paz.

La historia

La Beata María del Tránsito Cabanillas fundó la Congregación de las Hermanas Terciarias Misioneras Franciscanas. Fue su Superiora hasta que la destituyeron siendo humillada en vida y muerte.

Nació en la estancia Santa Leocadia, el 15 de Agosto de 1821. El lugar hoy está cubierto por las aguas del Lago San Roque de Villa Carlos Paz al construirse una segunda represa inaugurada en 1944. Tuvo 11 hermanos de los cuales cuatro se consagraron de sacerdotes y religiosas de la fe católica.

Su bautismo

La bautizan bajo el nombre de María del Tránsito Cabanillas Eugenia de los Dolores Cabanillas. Su padre fue ejemplo de la humildad, virtud heredada por la beata, y demuestra este rasgo por una historia de la época.

Don Luis Cabanillas tuvo que pasar serios problemas económicos y tuvo la necesidad de pedir dinero a un prestamista. Al no poder cancelar su deuda, esta mujer lo demandó. El día del juicio la demandante no tenía forma de trasladarse u no tuvo mejor idea de pedirle a Cabanillas, llevarla a la sede de la corte, lo cual así sucedió, llevándola en su propio auto.

Después de esta desgracia económica la familia se trasladó a Río Segundo. Donde nos fue casi imposible encontrar más información sobre su derrotero.

¿Cómo era la figura de la beata María del Tránsito?

Tenía cabellos rubios, ojos, pardos, un cuerpo rollizo, estatura regular, piel blanca y dos trenzas de su cabellos uniéndose a la altura de la cintura.

En su juventud tuvo una destacada labor como catequista. Su tarea fue tan intensa por lo que la llamaban Padre Astete, aludiendo al autor del catecismo editado por primera vez en el año 1599 por la imprenta jesuítica de Córdoba, primera en Sudamérica. Este libro alcanzó más de 1000 reediciones, y se usó en Europa.

En su condición de religiosa se definió como: “soy superiora, sacristana, portera, cocinera, hortelana, y limosnera.

Como salía a pedir limosna por las calles del barrio con una canasta, se la llamo “la santa de la canastita”, aunque aún no ha sido santificada. En caso de serlo, se convertiría en la primera mujer argentina en ser canonizada.

Su derrotero

En esa época el Obispo de Córdoba era Mamerto Esquiú, quien fue su único apoyo para salir de tantas penurias. Por admirar su empuje y vitalidad para campear todo tipo de temporales de la Beata María del Tránsito.

Durante su gestión tuvo enfrentamientos durísimos con el cura Quírico, su verdugo, por el poder de la congregación, es decir, nominarse como fundador y directos de la orden de las monjas.

Así se describe las humillaciones recibidas, y por testimonios recogidas de sus compañeras de claustro: “María del Tránsito reprendida y humillada en público, ella solo atinaba a permanecer arrodillada”.

En una oportunidad el cura le negó la comunión. Ella siguió al sacerdote de rodillas por todo el convento, suplicando el por qué se le negaba “el cuerpo de Dios.”

Los sufrimientos físicos y morales recibidos llegaron al máximo y por ende al colmo, cuando la encierran en su celda por tiempo indeterminado. Solo se le permitía ir desde su celda a la capilla. Trato horroroso por cierto.

El 25 de Agosto de 1885, a los 64 años falleció. Cómo habrá sido la vida de la mujer dentro del claustro, que llevo al carismático Papa San Juan Pablo II, mediante el proceso diocesano a declarar la heroicidad de virtudes a la Madre María del Tránsito Cabanillas de Jesús Sacramentado, a declararla venerable el 28 de Junio de 1999 y beatificarla el 14 de Abril de 2002.

“Fue la primera mujer argentina en alcanzar el honor de los altares”.

Cierro mi trabajo de investigación y posible puesta en valor de la beata con las palabras de San Juan Pablo II: ¿No estaba ardiendo nuestro corazón, dentro de nosotros cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las escrituras?” SAN JUAN PABLO II.

Si el supremo pontífice de la iglesia católica reconoció la aberrante situación de la beata, es imposible imaginar su día a día porque no es posible acceder a más información sobre el sufrimiento corporal y mental recibido.

Para algunos habrá una buena explicación del tema, pero nos deja el corolario en suspenso.

Finalmente, pude visitar la celda donde pasó gran parte de su vida encerrada, y observar la más absoluta austeridad, y quizá, lo más impactante aun en mi mente, era la pequeña abertura por donde le alcanzaban un poco de comida.

Por eso reitero, ¿cuánto dolor soportó esta mujer? No resulta fácil comprender el desprecio de una vida por el solo hecho de un cura invadido por la ambición terrenal llamada poder.

El milagro se asigna a la curación del padre Roque Cielli. Quien  sufre un derrame cerebral  provocado por un aneurisma provocado por la arteria cerebral media.10 de octubre de 12970.

Pidió su Sanación a la beata y así sucedió.

Durante el Proceso se dio fe al dictamen del Doctor Emilio Domingo Nicolás Cardinali, quien tenía programado operarlo el día 17 de Octubre, cuando se encontró que el paciente estaba recuperado y lo afirma así: “El neurocirujano no realizo la intervención en la fecha señalada, porque en el pre operatorio inmediato y aproximadamente media hora antes del acto quirúrgico pudo observar algún esbozo de recuperación de algunas facultades mentales”.

Se había recanalizado el hematoma del aneurisma roto.

Agregan los médicos: “En el momento del alta, el enfermo se encontraba en situación restitutio ad integrum, por lo tanto, la curación puede considerarse repentina, completa y definitiva. Se trata de un hecho excepcional”.

El cura, apenas abrió los ojos y se enteró que no le habían abierto la cabeza, se por lo tanto agradeció a la beata y de inmediato pidió alimentarse.

¿Y su fuera declarada santa, lo cual sería lo justo de convertirla en la primera mujer santa de argentina y por ende cordobesa, donde podemos venerarla en Villa Carlos Paz, San Agustín, o San Vicente?

Mientras, con sus cadenas a cuestas, y su inseparable canastita de las limosnas en sus manos, estará golpeando las puertas del cielo.

“Recordemos que siempre, de los momentos difíciles siempre surge una buena idea para imponer”. Y que todos tenemos un sueño, pero no es lo mismo tener sueño”.

Profesor Andrés Aguilera.
Director. Instituto I.S.C.A.D. de Argentina.
Analista y turismologo

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar