SociedadVilla Carlos Paz

Sofía Liendro: Joven promesa local en las Naciones Unidas

Como la mayoría de las jóvenes de nuestra ciudad, Sofía aspiraba a un buen trabajo y para ello se preparó sin descansos. Hoy su vida transcurre en Europa y nos cuenta la experiencia.

                “Estoy trabajando de pasante tiempo completo en la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para proyectos (UNOPS) que es una agencia de la ONU e implementa proyectos humanitarios de desarrollo enfocados a la infraestructura. Es una agencia que antes formaba parte del programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo (PENUD), y ahora ya es un organismo independiente. Está ubicado en la capital de Dinamarca, Copenhague y voy a estar acá con una beca rentada, básicamente integro el equipo de traductores en el grupo de comunicaciones. Estudié inglés en la Universidad Nacional de Córdoba, y a principios de 2018 me recibí de Traductora Pública Nacional”.

                Remarca que: “Esta es mi segunda experiencia, ya que el año pasado estuve integrada a la OEA (Organización de Estados Americanos) dentro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y también ejerciendo labores en Medidas Cautelares”.

-¿Cómo llegaste a esos lugares?

                “Mi idea apenas me recibí fue ganar experiencia, y siempre tuve en mente buscar oportunidades, aunque sea en el exterior, a través de pasantías, y resulta que en un curso que hice para traductores en 2017 se habló de que en la OEA buscaban traductores entre otras cosas. Luego de graduarme me fijé en la web, y descubrí que ese día era el último para postularse. Me preparé bien, con todos los documentos, una carta de presentación y todo lo que ellos requerían. Un mes después me llamaron para una entrevista y ofrecerme el puesto. Luego de la reunión, me confirmaron que me esperaban en Washington para esta nueva etapa de mi vida”.

-¿Cómo fue la experiencia en Estados Unidos?

                “Muy buena, conocí mucha gente, entre ellos a la embajadora argentina ante el foro, y aprendí muchísimo sobre este tipo de organismos, asistí a asambleas y charlas especiales que se daban como por ejemplo sobre la situación del año pasado en Nicaragua y Estados Unidos, fue interesante darse cuenta que mi trabajo también era fundamental para la toma de decisiones, porque todos los    documentos deben estar traducidos al inglés y español. Ahí me di cuenta que me gusta mucho el trabajo sobre la cooperación y la ayuda regional, y de hecho, la OEA es el organismo regional más antiguo, se fundó en 1948 y la verdad es que fue una experiencia que me permitió ver cómo se ayuda a los países”.

-¿Y cómo llegaste a Dinamarca?

                “Luego de Estados Unidos, pasé un tiempo en Córdoba y apliqué para lo de Copenhague a través de la web; fue un trámite más largo, que tuvo más pasos, me preseleccionaron para una prueba de tres horas de traducción, con ejercicios muy complejos y luego pasaron como tres semanas en donde me avisaron que tenía que ir a una entrevista, es como algo muy especial y específica de las Naciones Unidas. Según tus respuestas, ellos saben si tenés las competencias para el trabajo o no. Te hacen preguntas técnicas y hay que estar bien preparados.

                Luego de unas semanas me mandaron un mail con el aviso de que había sido seleccionada. Es un puesto muy peleado, porque ofrece un sueldo y hay gente que aplica desde todo el mundo. Pero hay un agregado, este lugar siempre ha sido ocupado por españoles, una sola mujer latinoamericana logró entrar, una mexicana y ahora yo, la única argentina. Lo importante es que aprendo muchísimo cada día, estoy muy asesorada, tengo mucha ayuda y lo bueno es que uno colabora con los servicios que se prestan a los distintos estados, así que siempre tratamos de dar lo mejor. Esto me llena porque sabés que tu labor ayuda a muchas personas”.

-¿Qué visión hay allí de nuestro país?

                “Todos conocen dónde está y qué es Argentina, aunque siempre nombren a Buenos Aires, tienen referencias de lo clásico, el tango, el fútbol, hasta los alfajores. Pero, por ejemplo, hablando con chicos que trabajan en el FMI, noté que se sorprendían que un país que es tan generoso, tan cultural y con tanto potencial, estuviese atravesando por semejante situación a través de tantos años”.

-Desde ese lugar, ¿qué es lo que más urge en el planeta?

                “Dentro de las Naciones Unidas, están los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que son todos importantes y cruciales por igual. Pero lo que veo que ocupa mucho la atención es uno de los puntos, el trece que dice: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos (tomando nota de los acuerdos celebrados en el foro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático).

                Hay que tener en cuenta que esta semana se está realizando en Nueva York la Cumbre de Acción Climática 2019, ya que si no cuidamos el medio ambiente, si no cuidamos el planeta con acciones urgentes de adaptación a lo que ahora se llama “Crisis Climática” en reemplazo al “Cambio Climático” como se lo llamaba, va a ser muy tarde. El problema es que para desarrollar todos los objetivos que se marcaron, necesitamos un planeta sano. Esto es importante y todos debemos contribuir, en Argentina habría que fomentar mucho más esto. El edificio de las Naciones Unidas aquí, es 100 % sustentable y acá realmente te das cuenta lo que eso significa”.

-¿Escuchaste alguna vez en esas esferas sobre que el planeta ya está condenado?

                “No, no hay un discurso tan tremendo, se sabe que no se ha frenado a tiempo y solo se habla de seguir aprendiendo cómo cuidarnos, cómo frenar esta crisis y cómo adaptarse a lo que se viene, en las redes hay mucho contenido al respecto; pero se trata de fomentar una adaptación a la crisis, y lo que pueda llegar. Se sabe de grandes cambios, pero no hay una visión apocalíptica”.

-¿La tecnología ayuda para el contacto con tu familia?

                “Sí, se extraña mucho la familia y los seres queridos, pero siempre estamos en contacto gracias a la tecnología. Debo decir también que me apasiona, y me honra, poder contribuir con una tarea tan noble como ayudar a los países y comunidades con objetivos a nivel planeta, y agradezco también la educación recibida en mi país, que gracias a ella puedo brindar desde mi lugar lo que sé. Es muy lindo ver cómo lo que a uno le gusta puede servir para otros”.            

Más sobre la UNOPS

                La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) es un organismo operacional que cuenta con más de 30 oficinas de país y de asociaciones en todo mundo.

                UNOPS implementa cada año proyectos humanitarios, de desarrollo y de consolidación de la paz valorados en más de mil millones de dólares para sus asociados en más de 80 países. Estos proyectos abarcan desde la gestión de la construcción de escuelas en Afganistán hasta la construcción de refugios en Haití y la adquisición de ambulancias para apoyar la respuesta al Ébola en Liberia.

                Cuenta con aproximadamente 7000 miembros del personal y crea además miles de oportunidades de trabajo en las comunidades locales en nombre de sus asociados. UNOPS es miembro del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo​ y colabora de manera especialmente estrecha con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (DOMP) y el Banco Mundial.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar