PolicialesSociedad

Ataque de odio contra periodista: “A los putos hay que matarlos a todos”

El domingo a la madrugada un hombre atacó a Imanol Subiela, quien colabora en distintos medios, entre ellos Chequeado y Vice. “El odio está a la vuelta de la esquina”.

Imanol Subiela Salvo es periodista y colabora en distintos medios, entre ellos Chequeado, Vice y PlayGrounder. El domingo a la madrugada volvía caminando a su casa. Unas horas antes había estado en el Club Cultural Matienzo, en Capital Federal, sin imaginarse lo que iba a vivir en la calle más tarde.
Comunicador y defensor de los derechos por la diversidad, Imanol se encontró con el odio de frente. Un hombre lo atacó, lo golpeó, y lo insultó. “Trolo de mierda esta vez ganaste, pero a los putos hay que matarlos a todos”, le dijo mientras le pegaba en la cara.

Me cagaron a palos para robarme y porque soy puto y se me nota. Durante todo el día pensé si escribir sobre esto o no: cuando veía publicaciones en redes sociales sobre este tipo de situaciones me ponía incómodo y me preguntaba qué buscaban las personas que difundían esto y qué impacto real podía tener”, escribió el lunes en las redes sociales.

Imanol tiene 24 años, y llegó a Capital Federal desde Trelew, Chubut, hace siete años, para estudiar periodismo. “Hace siete años que vivo en Buenos Aires y nunca me pasó nada, esta es la primera vez. Jamás sentí que mi propia identidad podía generar esto, es decir, que ser quién soy sea motivo para que un tercero me agreda, me golpee y me humille. Evidentemente estaba equivocado. El discurso de odio se vuelve cada vez más presente y, muy a mi pesar, todo el tiempo estamos expuestos y expuestas a que nos ataquen”, dice.

El periodista contó que el hombre que lo atacó, mientras le pegaba le gritó ‘trolo de mierda esta vez ganaste, pero a los putos hay que matarlos a todos’. “Me doy cuenta que es importante hacer público este tipo de situaciones: el discurso de odio está a la vuelta de la esquina y la violencia también. Tenemos que estar atentos y atentas. Tenemos que denunciarlo”.

Además de la violencia que sufrió, después le tocó sentir la indiferencia de gente que pasó a su lado y no respondió a sus pedidos de ayuda, a pesar que tenía la cara lastimada y ensagrentada. Un policía y una pareja de hombres lo vieron pero siguieron de largo.

Las marcas que tengo en mi cara son las marcas de la desigualdad. Las personas no somos todas iguales, no todas tenemos las mismas oportunidades, no accedemos a los mismos beneficios, ni tampoco estamos expuestas a las mismas violencias. ¿Qué hubiese pasado si yo en vez de tener aros de mujer en mis orejas y pantalones apretados hubiese tenido pantalones anchos, dos metros de altura y una actitud de macho? Quizás me hubiesen molido a golpes igual, pero probablemente no”, reflexiona Imanol.

Por último, en su escrito el periodista recordó el aumento en la cantidad de casos de ataques de odio en Argentina: “Es importante hablar de estos temas, hacer público los riesgos a los que nos enfrentamos las personas que pertenecemos a una minoría y aquellas que históricamente fueron violentadas, como las mujeres. Decidí escribir esto porque cada vez se conocen más casos de violencia de odio: en 2017 se registraron 103 casos y en 2018 aumentaron a 137, según datos del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT -que depende de la Defensoría del Pueblo de la de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo de la Nación y la Federación Argentina LGBT”.

“Aunque sea engorroso hay que denunciar, hay que buscar a los agresores y hay que hablar de esto. Todos y todas tenemos que tirar para el mismo lado y hacer lo que esté a nuestro alcance para vivir en un lugar más justo y más inclusivo“, concluyó en el texto que publicó en las redes sociales.

Leé el hilo completo que publicó Imanol en Twitter:

Fuente: La Nueva Mañana

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar