PolicialesPolíticaVilla Carlos Paz

Carlos Paz: LA ISLA DEL TERROR

Cuando algunos se asombran sobre las formas de actuar del anterior intendente y su príncipe heredero, se nos viene a la memoria cuando a principios de la recuperación de la democracia el primer gobernador que Córdoba tuvo hablaba en tono soberbio y discriminativo sobre una provincia que era superior a las otras: “somos una isla”. Por aquellos años, ese mismo gobernador hablaba de un gran amigo suyo diciendo “¿qué va a haber hecho eso el negro, si el negro es mi amigo?” en clara alusión al genocida Menéndez. Por aquellos años en nuestra ciudad comenzaba a mostrar una figura que años posteriores sería a decir de muchos “El alumno que superó a su profesor”. Años más tarde de su propio riñón aparecerá alguien que será su mano derecha en el Concejo de Representantes; que daría a luz un nuevo heredero, que denunciaría luego a su creador, ese creador diría del nuevo dirigente “cuando lo conozcan se darán cuenta que es peor que yo”. Ese nuevo vividor público necesitará dejar a un clon que deberá reunir todo lo de sus antecesores, con la desventaja de no tener el carisma de aquellos, pero con la gran ventaja de ser el elegido, habiendo mamado desde el pie los atributos de sus antecesores.
Desde el inicio de la última campaña electoral local, venimos advirtiendo sobre las prácticas autoritarias de la gestión Gesteira -continuación del avilesismo-. Un sesgo muy propio de algunos que esgrimen un discurso dialoguista y de librepensamiento, pero a la hora de las prácticas toma su real volumen de intolerancia.

Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image

Hoy por la mañana asistimos a una nueva muestra de lo que decimos: en la esquina de calle Pellegrini y Avenida Uruguay se encontraba Álvarez, el “cubanitero”. A quien entrevistamos a raíz de sus múltiples denuncias de persecución por parte de la actual gestión -continuidad de la anterior-.

En la mañana de hoy, mientras realizábamos nuestra tarea callejera, nos dimos con que otra vez los caza-pensamientos estaban haciendo de las suyas: impedir la libre expresión de Álvarez, quien con un cartel daba a conocer su descontento con el anterior intendente, su gestión, y el actual heredero.
Dos integrantes de Seguridad Ciudadana con un móvil de la dirección trataban de amedrentarlo una vez más para que renuncie a uno o dos derechos constitucionales, impedir su derecho a expresar sus ideas y/o impedirle conseguir su sustento diario.
Uno de ellos insistía en que si lo hacía y pisaba el asfalto de la calle llamaría a “la federal” para que se lo llevara porque es un delito, ¿?.

Los transeúntes y automovilistas que pasaban por el lugar se solidarizaban con “el cubanitero” y les recriminaban a los supuestos servidores públicos que “se pusieran a laburar y dejaran de molestarlo”. A la vez que les pedían intervenir sobre el semáforo que estaba a sus pies, porque muchos conductores pasaban el semáforo en rojo sobre sus narices y ellos ni se inmutaban.
Permanecieron allí por más de una hora; un móvil y dos inspectores con sueldo pago por el pueblo, sólo preocupados por cumplir la orden de algún jefe democráticamente inestable, mientras las infracciones de muchos ocurrían ante sus miradas cargadas de odio.

En Carlos Paz no hay gente con hambre,
En Carlos Paz no se venden drogas,
En Carlos Paz no hay niños que abandonen la escolarización,
En Carlos Paz no hay pobres,
En Carlos Paz no hay corrupción,
En Carlos Paz se respetan los derechos,
En Carlos Paz hay diálogo,
En Carlos Paz no existe el delito,
En Carlos Paz se protege el ambiente,
En Carlos Paz se respetan las ideas y la pluralidad,
En Carlos Paz hay libertad de prensa,
“EN CARLOS PAZ VIVIMOS EN UNA ISLA”.
EN CARLOS PAZ TODO ES INVISIBLE… A LA VISTA DE TODOS…

Mostrar más

Un comentario

  1. El móvil de la guardia urbana lo puede demorar por que vende cubanitos y no se si cumple con las normas de bromatología.
    Además este señor estaba en contra de todos no solo de aviles se ve que pidió un puesto y no se lo dieron

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar