Sociedad

Mindfulness- ATENDIENDO EL PRESENTE

En estos tiempos que corren, no solo tenemos la sensación de que las horas y los días transcurren de manera más veloz, sino que además por el empuje de lo cotidiano y la rutina no logramos conectarnos con el presente. No observamos el camino a casa, no vemos los árboles de la vereda, las flores de los balcones. Miramos sin mirar, escuchamos sin escuchar, la vida transcurre.

El Mindfulness se define como la capacidad de prestar atención de manera consciente a la experiencia, el momento presente con interés, curiosidad y aceptación.

El término mindfulness tiene diferentes traducciones “Atención Plena”, “Plena conciencia”, “Presencia Mental”, entre otras. Palabra en inglés, traducción de la palabra “sati” en pali,  del verbo “sarati” que significa rememorar, recordar, traer al presente y refiere a esta capacidad humana básica, poder estar en el presente y recordarnos estar en el presente, o sea, volver al aquí y al ahora constantemente.

Qué significa vivir el presente?

                La capacidad de estar en el presente es indispensable en nuestras vidas, esta nos permite recordar donde estamos yendo mientras caminamos, aunque en ese trayecto nos vayamos perdiendo en cientos de pensamientos. Se considera al Mindfulness como esencial  para lograr observar y reconocer la propia experiencia. Y si bien creemos tener control consciente de nuestra atención, en realidad en ese hacer estamos constantemente atendiendo a pensamientos que nos llevan al pasado o al futuro, recuerdos, proyectos, etc. O bien solo reconocemos una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente, a modo intuitivo y mecánico nos manejamos según lo experimentado, si estamos a gusto, continuamos o si lo que experimento es desagradable, queremos que desaparezca.

Mindfulness, permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, aceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando. Conectar con la experiencia en su plenitud, inclusive en las experiencias no placenteras, permitiéndonos liberarnos de la necesidad de hacer que esas experiencias desaparezcan y permitir que fluyan.

Quedarse solo con la vivencia, sin agregar nada más, esta es la práctica mindfulness.

Aunque suele asociarse esta práctica con el budismo, muchas de las tradiciones religiosas del mundo utilizan el mindfulness de manera implícita o explícita. En los últimos 30 años ha crecido esta práctica en Occidente, siendo aplicada, estudiada científicamente y por ello reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y mejora el bienestar general.

                Atención Plena, significa prestar atención de manera conciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.

                Jon Kabat-Zinn, es quien ha introducido la práctica dentro del modelo médico de occidente hace más de 30 años, fundó la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Allí introdujo a los pacientes a la práctica del Mindfulness para el tratamiento de problemas físicos, y psicológicos, dolor crónico, y otros síntomas asociados al estrés.

                Jon Kabat-Zinn definió al Mindfulness como “prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”. Esto nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Tomar conciencia de nuestra realidad, lograr así trabajar conscientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de la vida diaria. En contraproposición, una vida en la que nos ponemos atención, en la que nos encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aún no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa.

                La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.

Cuáles son los beneficios del Mindfulness?

                Con más de 3000 estudios científicos la práctica de Mindfulness genera una cantidad de beneficios. Estos son algunos de los beneficios reportados por participantes de programas de Mindfulness:

·- Estar plenamente en el presente, en el aquí y ahora.

·-Observar pensamientos y sensaciones desagradables tal cual son.

·-Conciencia de aquello que se está evitando.

·-Conexión con uno mismo, con los demás y con el mundo que nos rodea.

·-Mayor conciencia de los juicios.

·-Aumento de la conciencia de sí mismo.

·-Menor reacción frente a experiencias desagradables.

·-Menor identificación con los pensamientos (no soy lo que pienso).

-Reconocimiento del cambio constante (pensamientos, emociones y sensaciones que vienen y van).

·-Mayor equilibro, menor reactividad emocional.

·-Mayor calma y paz.

·-Mayor aceptación y compasión de sí mismo.

Sobre la práctica del Mindfulness

                Mindfulness es un estado de conciencia que emerge cuando prestamos atención con una actitud básica de aceptación y no juicio de la experiencia. Aunque es una capacidad que todos tenemos potencialmente, la realidad es que se encuentra bastante nublada por nuestros condicionamientos y patrones habituales. Prestar atención es bastante difícil y mucho más aceptar la experiencia en el momento presente, por lo que es necesario “entrenar” la capacidad de atender y cultivar la aceptación para dejar que ese estado de conciencia sin elección aparezca naturalmente.

“Solo tenemos momentos para vivir”

 “[La meditación Mindfulness] consiste en el proceso de observar expresamente cuerpo y mente, de permitir que nuestras experiencias se vayan desplegando de momento en momento y de aceptarlas como son. No implica rechazar las ideas ni intentar fijarlas ni suprimirlas ni controlar nada en absoluto que no sea el enfoque y la dirección de la atención. (…) La atención plena no implica intentar ir a ningun sitio ni sentir algo especial, sino que entraña el que nos permitamos a nosotros mismos estar donde ya  estamos familiarizados más con nuestras propias experiencias presentes un momento tras otro.”

Jon Kabat-Zinn. “Vivir con Plenitud las Crisis”, Kairos.

Fuente: Sociedad Mindfulness y Salud

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar