Sin categoría

¿En Argentina buscamos extraterrestres?

A raíz de las repercusiones de la nota publicada por este mismo medio la semana pasada titulada “Uritorco: ¿Hay extraterrestres?, hemos decidido ampliar el tema y lo primero que surgió fue preguntarnos qué hacía nuestro país en materia de análisis de avistajes o búsqueda de civilizaciones extraterrestres. No es un tema al que Argentina haya ignorado, ya que en materia aeroespacial tenemos nuestros jalones.

                Argentina llegó en la década del sesenta a realizar experiencias espaciales que involucraban aspectos tecnológicos y biológicos de gran envergadura que colocaron a nuestro país en un plano de desarrollo que solo ostentaban, hasta ese momento, Estados Unidos, Rusia y Francia.

Fue uno de los pocos países del mundo en colocar un ser vivo en el espacio y traerlo con vida. Finalmente, el sueño espacial se terminó. Como dice el ingeniero Pablo de León, expresidente de la Asociación Argentina de Tecnología Espacial, hoy científico de la NASA: “Lamentablemente por las deficientes políticas de los diversos gobiernos argentinos, su inoperancia, su falta de interés en el desarrollo nacional, su miopía y su falta de visión, la Argentina perdió su capacidad aeronáutica y espacial tan duramente conseguida. El punto llegó a su nivel más bajo a principios de los ’90 cuando se canceló el Proyecto Cóndor, se desmantelaron las instalaciones de Falda del Carmen, se cerró el IIAE, se cedió la Fábrica Militar de Aviones a una empresa extranjera, se disolvió la CNIE, etc.”.

                No obstante, una vez más, la Argentina había demostrado al mundo su capacidad científica y tecnológica. Sus propios gobiernos, sobre todos los surgidos a partir de 1983, se encargaron de frenar tan extraordinario impulso.

                En nuestra búsqueda de datos sobre la actividad aeroespacial y, sobre todo, lo concerniente a OVNIS, nos topamos con el CIAE o Centro de Identificación Aeroespacial, cuyo lema es “conocer causas resuelve misterios”.

                ¿Es acaso una oficina gubernamental dedicada a la caza de extraterrestres? Nada más lejos.

                El Centro de Identificación Aeroespacial fue creado mediante la Resolución N° 364/2019 del jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina como resultado de una reestructuración de la Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales (CEFAE) creada el 6/Mayo/2011, elevando su nivel orgánico y readecuando sus capacidades para el cumplimiento de la nueva tarea: “Organizar, coordinar y ejecutar la investigación y análisis de eventos, actividades o elementos presentes u originados en el Aeroespacio de interés; identificar sus causas e informar las conclusiones a los Organismos pertinentes que las requieran”.

                El CIAE está conformado por el mismo personal de la CEFAE original incluyendo a sus asesores internos y externos y continuará, como tarea secundaria, brindando el servicio público de resolución de casos de avistamientos y su correspondiente publicación anual.

                A efectos de poder llegar a conclusiones certeras y precisas, además de la evidencia (restos materiales, fotos o videos) es fundamental para la investigación contar con un testimonio veraz, que describa con la mayor certeza al fenómeno observado.

Desde el organismo se hace hincapié en que si usted posee información sobre un avistamiento documentado a través de fotos digitales o videos, debe completar un formulario que se aparecerá en el enlace que se muestra a continuación: https://www.argentina.gob.ar/fuerzaaerea/centro-de-identificacion-aeroespacial y enviarlo a: [email protected]

                Allí descargará un formulario en Word de siete páginas para llenar, es muy sencillo y lo guiará paso a paso.

                Desde la oficina del Comando de la Fuerza Aérea, donde funciona el CIAE, nos explicaron que “no nos concentramos en buscar vida extraterrestre, solo hacemos una tarea de dentificación de lo que se ve en nuestro espacio. Básicamente nos mandan testimonios de algún avistaje y nosotros usando tecnología de última generación como maquetas 3D y softwares apropiados podemos ayudar a saber de qué se trata.

El organismo realiza un informe anual con todos los casos analizados

                En 2018, el informe reza: Los veintidós (22) casos han sido analizados y comprenden aquellas denuncias de avistamientos recibidas por la Comisión que han cumplido con los requisitos de: Testimonio + Evidencia.

Analizados: 22 casos – Resueltos: 22 casos (100%)

Causas de origen óptico (lente, sensor o reflejos): 8 casos

Reflejos internos en lentes (lens flares): 2 casos

Reflejos externos (vidrios, nubes o ventanillas): 3 casos

Cuerpos extraños sobre el lente o ventanilla: 3 casos

Causas biológicas: 10 casos

Efecto “vara voladora” (rod) por insecto fotografiado con largo tiempo de exposición: 1 caso

Aves o insectos cruzando frente a la cámara: 9 casos

Causas astronáuticas: 2 casos

Destello Iridium: 1 caso

Cruce de satélites artificiales: 1 caso

Objetos lanzados al aire: 1 caso

Globos de helio en racimo: 1 caso

Objetos industriales sujetados: 1 caso

Luces de cámara de seguridad: 1 caso

Recomendaciones finales:

                Tal como se puede ver, las causas biológicas (aves o insectos) resultaron predominantes porque cada vez que la gente saca fotos a un paisaje en general sin haber visto ningún objeto volador que previamente llamara su atención y más aún cuando alguien intencionadamente le saca varias fotos al cielo, para “ver si aparece algo”, la probabilidad de que un ave o insecto se cruce frente a la cámara es altísima, reduciendo prácticamente a “0” el índice de extrañeza de la foto, a menos que se crea que (al igual que los cientos de aves o insectos dando vueltas por allí) también existan cientos de OVNIs que “sólo la cámara puede ver” por estar en “otra frecuencia” (como livianamente sostienen algunos “investigadores” sin mostrar ningún elemento concreto que sirva para fundamentar semejante afirmación). De hecho, está demostrado que la cámara también puede “congelar” aves o insectos que el ojo del fotógrafo nunca vio al momento de oprimir el obturador.

Al parecer Argentina no busca vida extraterrestre, pero tiene bien aceitado un equipo de expertos para demostrar, que en cada caso, lo que suponemos una nave alienígena, solo es un fenómeno o accidente bien terrenal. La pregunta sigue sin ser contestada: Finalmente, ¿hay extraterrestres?

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar