Sin categoría

Barrio Sol y Río “Queremos involucrar más a los vecinos”

El último barrio de la ciudad, allá lindante con San Antonio de Arredondo es uno de los más bellos de la Villa; lo cruza la avenida Cárcano, de un lado se recuesta en las laderas de la montaña y del otro el río San Antonio, cuenta con todos los servicios y en temporada estival su balneario es muy concurrido.

                Bambacoop hizo una visita y dialogó con la presidenta del Centro Vecinal Valeria Cursi, quien hizo un repaso por toda la actualidad de esa populosa comunidad.

Slider image

-¿Cómo está institucionalmente el Centro Vecinal?

                Como todo centro vecinal hace falta un poco más la participación de los vecinos, que es como una constante en todos los centros de la ciudad; este es un centro que cuando nosotros llegamos era un depósito de ladrillo y portland, y de a poco empezamos a hacer cosas, yo estaba un poco tangencialmente trabajando y después me empecé a comprometer más. Desde agosto del 2018 estoy como presidenta hasta agosto de este año.

                Lo que estamos haciendo es involucrar más a los vecinos, porque antes la participación era escasa, lo que hacemos es traer para los vecinos obras como la de gas, el adoquinado, la revalorización de la costanera, el Centro de Conservación Arqueológica, el bosque nativo, el polideportivo y también dándole manija a la feria barrial, esto fue tomando importancia a partir de fines del año pasado, nosotros queríamos que tuviera cierta importancia institucional, que convocara gente de otros barrios y no vemos que tenga eco; la Municipalidad no establece un criterio de organización bien definido, y los Centros Vecinales tienen que empujar mucho para que se aggiornen a esta dinámica de la feria. Algunos lo hacen por sí mismos. Ahí es cuando la Municipalidad, por ejemplo, no quiere que haya venta de ropa usada porque alegan que le da mal aspecto a la ciudad en general porque muestra la pobreza que hay.

                Ahora estamos con la gente de Políticas Sociales con Horacio Gigena tratando de operar ahí; pero es difícil, porque para muchos funcionarios la cosa es como lo describimos recién, que no se muestre la realidad social de la Villa. Horacio está haciendo un gran trabajo, pero le falta apoyo de algunos funcionarios y como centro estamos tratando de colaborar.

Slider image
Slider image
Slider image
Slider image
Slider image

-¿Cómo ven las políticas vecinales desde la Municipalidad?

Ahora se está tratando de implementar más, pero es como remar en asfalto. El domingo pasado hicimos una feria que fue muy fructífera, porque desde que el municipio tomó cartas en el asunto no se pudo vender más ropa en ninguna feria, y acá sí lo podían hacer, entonces pudimos establecer de nuevo la feria con ropa usada y con cierto permiso de la “muni”. Mucha gente hizo un peso que vino bien por eso queríamos hacer otra, pero desde el estado nos dijeron que era muy pronto, que esperemos hasta marzo; pero hay gente que no puede esperar hasta marzo. Lo fundamental es que lo fundamental es que el jueves 30 tuvimos una reunión con algunos concejales y recorrimos un poco el barrio para ver las obras que faltan, porque venimos reclamando algunas cosas desde hace tiempo.

-A comparación de otros Centros Vecinales, ustedes se mueven mucho

                Hay momentos que está todo más tranquilo, sin embargo algunos talleres, que antes empezaban en marzo ya están con actividad, luego sacamos la feria e hicimos una choripaneada, y otras cosas, lo que queremos hacer es que haya una movida cultural en la Villa, que Carlos Paz cuente con un polo cultural y recreativo y no tengan que irse hasta el centro. Aunque todavía no se suman muchos, nuestra idea es integrarnos con Playas de Oro, Villa Independencia, Las Rosas.

-De a poco…

                Esto es así, los otros días Daniel Grana de Cultura trajo a la Sinfónica de Carlos Paz y un cantante de La Falda, fue hermoso, una movida espectacular, la orquesta estaba sobre piso de tierra, pero fue muy lindo.

-La recolección de residuos ¿cómo va?

                Hay varias voces y opiniones ahí, el tema de residuos secos hay días que el camión pasa y días que parece que no, depende el día se hace o no se hace, los vecinos reclaman que a veces no se hace. Muchas veces como usuarios no hacemos la separación de residuos y me gustaría que haya una capacitación; en vez de gastar tanto en folletería, vengan por los barrios y expliquen cómo es.

-¿El transporte público?

                Siempre fue un problema, acá salís a las 6 y media de la mañana y tenés que esperar un buen tiempo. El único urbano que pasa es el B1, luego el de Tanti a Cuesta Blanca, el Fono y el Sarmiento; pero, ninguno de ellos entra al barrio.

-¿Seguridad?

                Con ese tema se puso bastante ríspido, porque esta temporada hay mucha gente y en virtud de eso hay más incidentes y robos, aparecieron lo que llamamos  “cacoturistas” y también los de acá, hay de todo. Se incrementó un poco más con los turistas, pero ya de antes había muchos hechos, por ejemplo en marzo empiezan a robar todo lo que es garrafas y tubos.

-¿No tienen puesto fijo de policía?

                Hay como una oficina administrativa, al lado del dispensario que toma cambios de domicilio, certificación de firmas y esas cosas. Lo que es denuncias se hace todo online. Sí estamos necesitando más patrullaje en la zona, eso es imperativo.

                Tenemos un grupo de Whatsapp en donde nos vamos comunicando las novedades.

-La temporada y el balneario

                En diciembre empezaron a hacer los trabajos para poner una treintena de mesas con bancos, y a demoler lo que estaba feo o con hierros oxidados a la vista, que era un espanto. Todo eso lo removieron. Pusieron conjuntos de mesas, pero algunas cosas no se tuvieron en cuenta, como cordones, dársenas para estacionamiento, cordones amarillos para no estacionar, pusieron un par de baños químicos como para dar respuesta, pero nada más. No hay baños instalados, hay uno solo. Está bastante feo el balneario.

                Sol y Río tiene todo para vivir confortablemente y recibir al turista como se debe, solo falta arreglar algunos temas que, con ayuda del estado y la buena voluntad de los vecinos se puede. No es un barrio perfecto, pero está a punto de serlo.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar